LA CRUZ DEL CONFINAMIENTO

Una de las cruces del confinamiento durante la pandemia ha sido el alejamiento de amigos y seres queridos con los que habitualmente compartimos el curso de nuestras vidas.

Somos seres esencialmente sociales y cuando nos falta la comunicación, el apoyo, el afecto y la compañía de los seres queridos, desaparece uno de los más esenciales pilares de nuestra existencia.

Sigue leyendo «LA CRUZ DEL CONFINAMIENTO»

LA PANDEMIA

 Situacion de desvalimiento. 

Todos nos descompensamos según nuestras experiencias más remotas, aquellas que formaron parte de nuestra infancia y que luego marcan toda nuestra vida. Se puede observar como la fortaleza o debilidad que se adquiere ahí se manifiesta en las situaciones que nos enfrentan a cambios experimentados como duelos, obligados a dejar atrás, ambientes que nos han dado satisfacciones y penas, que nos han conformado y que nos remiten a la muerte que es el final de todo, la ausencia y el vacío.

Sigue leyendo «LA PANDEMIA»

HIPERACTIVIDAD: DESMONTANDO EL TDAH

Sobrevolando el tema 


¿Qué es la hiperactividad?  ¿Un cuadro clínico, un síntoma, una nueva patología? Quizás todo lo dicho decribe lo hiperactivo, aunque bajo este término y según qué profesional lo contemple, hay muchos aspectos.

Sigue leyendo «HIPERACTIVIDAD: DESMONTANDO EL TDAH»

PANDEMIA Y PSICOTERAPIA

La inesperada irrupción de la pandemia ha sido un formidable revulsivo emocional que ha hecho visible la dimensión psíquica en la que vivimos. 

Las pérdidas y duelos por los seres queridos; el riesgo de morir; a perder el trabajo o el patrimonio; el aislamiento y colapso social y la restricción de libertad de movimientos, han supuesto un dramático quebranto de nuestras seguridades y nos han sacado de la inercia psíquica individual y social en la que vivíamos. 

Todos los temores humanos básicos que señalaba Freud provenientes de los peligros procedentes de la naturaleza, de otros seres humanos y de nuestro desconocido interior, se han activado simultáneamente, conmocionándonos. 

La irrupción de este gran acontecimiento universal, externo, hostil y peligroso se ha sentido como una agresión desmedida, inaudita e inesperada. 

La turbulencia emocional derivada del mismo, se ha traducido en muchas personas en trastornos de adaptación y pérdida del equilibrio psíquico y ha obligado a todos a reconsiderar y examinar los soportes de su existencia para hacer frente a una angustia en algunos momentos intolerable. 

En este periodo de crisis, la presencia y apoyo del grupo familiar o social ha sido esencial para sostener el “buen objeto interno” que nos proporciona consistencia y esperanza (M.Klein ).

Nuestro mundo inconsciente, registro del complejo y a veces doloroso universo infantil, poblado de fantasmas, figuras persecutorias, fragilidades, culpas y autoreproches activado por estas amenazas nos ha forzado a encontrar soporte, protección y ayuda para buscar respuestas o soluciones a estas ansiedades y fragilidades latentes. 

Esta conmoción se ha sentido en el seno mismo de nuestras relaciones próximas, familiares e íntimas de forma que madres y padres han sentido una constatable hostilidad hacia sus hijos, según revelan estudios epidemiologicos. 

Sin embargo, aunque hayan aflorado aspectos de carácter como la rigidez, la exigencia desmedida o la intolerancia, (haciendo insoportable en muchos casos la convivencia), las reacciones de irritación de madres y padres hacia sus hijos distan de  definir que se sea un  mal progenitor, según expresaba Winnicott, prestigioso pediatra y psicoanalista momentos la convivencia cotidiana. 

La situación actual  nos ha obligado a tolerar la incertidumbre, a tomar conciencia de los limites de la ciencia, de la consistencia de los políticos, de la fragilidad de la economía, del agotamiento de los profesionales sanitarios y de los sistemas de salud. 

En un momento u otro, nos hemos sentido desarmados y desnudos y ha sido imprescindible volver a armarnos de nuevo y descubrir nuevas seguridades y defensas. 

En el mejor de los casos este tiempo nos ha permitido conocernos mas y mejor, saber   cuales son nuestros valores esenciales y hacia donde queremos dirigirnos.

Una gran parte de la población ha necesitado la presencia de un psicólogo o un psicoterapeuta con quien compartir zozobras, vulnerabilidades y de quien solicitar ayuda para poder pensar. 

Es precisamente esta capacidad de poder representar y pensar la principal ayuda que ofrecemos psicólogos y psicoterapeutas. Ayudamos a alcanzar un mayor grado de seguridad y libertad facilitando nuevas herramientas psíquicas que permiten seguir adelante a pesar de las dificultades, descubrir lo que verdaderamente es valioso para cada cual, reinventarse.

 Esta tarea esencial para nuestra estabilidad interna, demasiadas veces olvidada es lo que esta Pandemia nos ha invitado a incorporar. 

Carmen Monedero

Psicóloga Clínica. Psicoterapeuta. Psicoanalista

ESTIMADO LECTOR:

Vivimos inmersos en un mundo cambiante que nos sorprende y desborda. 

El espacio y el tiempo parecen haber cambiado en este mundo globalizado. Se producen avances científicos y tecnológicos que parecían inalcanzables así como nuevas estructuras familiares y sociales que obligan a revisar las formas de vinculación del ser humano.

Son cambios bruscos y profundos que marcan unas condiciones físicas y psíquicas diferentes. Estas nuevas formas sociales y culturales de nuestro siglo sin duda, modifican también  la forma de enfermarnos psíquicamente, haciendo aparecer nuevas formas de sufrimiento o descompensación. 

La globalización y las tecnologías de la información zarandean el suelo que nos sustenta, ponen  a nuestro alcance una enorme cantidad de información así como posibilidades de comunicación con familiares y extraños como nunca antes se había visto. El mundo parece ser ahora mucho más conocido y desconocido al mismo tiempo Paralelamente nos  sitúa ante amenazas, riesgos y tensiones psíquicas inéditas. 

El sufrimiento psíquico que siempre ha acompañado al ser humano  nos obliga como psicoterapeutas a actualizar y modificar nuestro acercamiento  al mismo haciendo nuestra ayuda más accesible, realista y eficaz. 

Debido a la pandemia, la crisis económica ha privado de trabajo a muchas personas que luchan para que su proyecto vital sobreviva. Por otra parte las incrementadas exigencias laborales obligan a quien trabaja a horarios a veces extenuantes e incompatibles con la conciliación. Son aspectos de nuestro tiempo que han incrementado el riesgo de la depresión, la angustia, la soledad, el abuso de tranquilizantes, alcohol u otras adicciones como el teléfono móvil.

Se hacen más evidentes o salen a la luz los problemas que nuestros hijos tienen que enfrentar como los trastornos de alimentación en los adolescentes.

Estos hechos nos motivan a abrir este medio de comunicación. Con un lenguaje claro y asequible para el lector, este  blog pretende responder a preguntas que una gran mayoría se formula, que busca indagar en  los múltiples rincones del psiquismo,  explorar los distintos caminos por los que transita el sufrimiento mental en la actualidad y dar a conocer los recursos psicoterapéuticos que a día de hoy ofrecen respuestas a dicho sufrimiento. 

Irán así apareciendo aquí  preguntas y respuestas que cualquier ser humano se hace sobre sí mismo, su comportamiento, sus incomprensibles respuestas emocionales, los miedos que le invaden o las inhibiciones que le paralizan, incógnitas acerca de su dolor mental o las causas de su angustia. Estas y otras cuestiones tendrán  cabida en nuestro blog y constituyen nuestro punto de partida.    

La clínica contemporánea presenta nuevos retos a los profesionales de la salud mental. Los pacientes actuales nos obligan a efectuar  modificaciones  en la teoría,  la técnica y  la escucha. 

La psicoterapia del siglo XXI no puede estar  aislada de las aportaciones de otros campos del saber ni ajena a los avances científicos, el marco social y cultural e histórico en el que están inmersos los seres humanos a los que intenta ayudar. 

Preservar y mejorar la eficacia psicoterapéutica implica un continuo trabajo de revisión, crítica, actualización y apertura al cambio. La fuerza de la psicoterapia radica en su capacidad de promover el cambio psíquico.

El blog del Instituto Europeo de Psicoterapia arranca así con el objetivo de constituir un espacio de reflexión y difusión sobre la salud mental y la psicoterapia en nuestros días. 

La experiencia previa de los psicoterapeutas de IEP nos va a permitir ofrec erle una información accesible, realista, actualizada y eficaz. 

Un cordial saludo,

Pedro Gil Corbacho

Presidente del Instituto Europeo de Psicoterapia.

EVIDENCIA EN LA PSICOTERAPIA PSICOANALÍTICA

En medicina se denomina “ingrediente activo” a aquello que produce el efecto curativo de un fármaco, aunque muchas otras cosas colaboren a ello (entre ellas la relación médico-paciente).

Sigue leyendo «EVIDENCIA EN LA PSICOTERAPIA PSICOANALÍTICA»

INTERVENCIONES PSICOTERAPÉUTICAS SOBRE ADOLESCENTES EN «CONTEXTOS DE RIESGO VITAL» EN TIEMPOS DE PANDEMIA. LAS INTERDEPENDENCIAS RECÍPROCAS EN LA RED DE ATENCIÓN CLÍNICA AMPLIADA

En estos momentos estamos trabajando y tejiendo una red humana propiciada desde una sintonía empática entre psicoanalistas, una “red natural” como el vinculo mismo para vencer el aislamiento forzado, cuestión primordial para sostenernos con un pensamiento fructífero y complejo. De este modo, con esta complejidad epistemológica nos sumergimos en lo profundo de la clínica infantojuvenil contemporánea.

Sigue leyendo «INTERVENCIONES PSICOTERAPÉUTICAS SOBRE ADOLESCENTES EN «CONTEXTOS DE RIESGO VITAL» EN TIEMPOS DE PANDEMIA. LAS INTERDEPENDENCIAS RECÍPROCAS EN LA RED DE ATENCIÓN CLÍNICA AMPLIADA»

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA FORMACIÓN EN PSICOTERAPIA

Afortunadamente, cada vez más personas son conscientes de que una buena calidad de vida pasa por disfrutar de suficiente bienestar emocional y psicológico. En la sociedad se ha extendido una mayor sensibilidad, y también mayor conocimiento, acerca de los factores psicológicos de la salud.

Sigue leyendo «LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA FORMACIÓN EN PSICOTERAPIA»